28 julio 2011

Cómo les volví a conocer


Chicos, en verano de 2011, FDF seguía programando ‘Friends’, una de las comedias más divertidas, en su sobremesa. Esa serie contaba las aventuras de seis amigos y si os interesa, haced zapping porque ahora, en 2030, seguramente siga reponiéndolo alguna cadena. Vuestro abuelo –mi padre- y yo comíamos todos los días juntos y ya nos sabíamos todos los guiones de memoria, porque por aquel entonces, yo podría haber visto unas 25 veces cada episodio. Aquella serie era perfecta y nos encantaba, pero ya empezaba a cansar un poco.


Por Internet, yo me descargaba una serie que emitían en Estados Unidos y que compartía ingredientes. Se llamaba ‘Cómo conocí a vuestra madre’. Ahora yo ya sé quién es la madre, pero no os contaré nada. Era 2011, y yo ya había visto hasta la sexta temporada y la verdad es que estaba al mismo nivel de aquella otra serie, ‘Friends’, que parecía insuperable. ‘Cómo conocí’ tenía unos personajes muy parecidos a la otra serie, sobre todo en los chicos en los que se notaba claramente que Ted era Ross, Marshall, Chandler y Barney, Joey.


La forma de contar todo era muy diferente, Ted, el protagonista, le contaba a sus hijos cómo conoció a su madre. La línea temporal en cada episodio desaparecía demostrándonos que todavía era posible innovar en las sit-coms. Como a mí me encantaba esa serie, y no entendía cómo a alguien que le gustara ‘Friends’ no le podía gustar ‘Cómo conocí’, propuse a vuestro abuelo ponernos cada día dos o tres capítulos a la hora de comer. Yo tenía las tres primeras temporadas en DVD, que es un formato que utilizábamos en esa época. Todavía los conservo y los podréis ver en mi habitación.


Así pues, en julio de 2011 volví a ver desde el primer episodio la serie de los cinco chicos que viven en Nueva York. Vuestro abuelo disfrutaba viendo las situaciones, y a mí me encantaba recordar todo lo que había visto un tiempo antes. Volví a ver cómo Robin Sparkles bailó “Let’s do to the mall”, cómo Barney no pudo salir del metro, cómo Marshall se vio obligado a deshacerse de su coche, como Lily celebró su despedida de soltera rodeada de sus tías, y cómo Ted conoció a tantas mujeres, y a algún que otro hombre como aquel actor porno que se hacía llamar Ted Mosby.


Lo que ocurría en cada capítulo era muy divertido, y era asombroso ver cómo de cualquier tontería podían hacer un episodio entero, como el que no se pueden enterar del resultado de la superbowl o el que descubren qué es lo que molesta de cada uno.


Chicos, cuando escribí esta entrada en el blog, había vuelto a ver hasta la tercera temporada. Sabía que vuestro abuelo todavía tenía muchos días de verano para seguir disfrutando de ‘Cómo conocí a vuestra madre’, y yo, aunque ya había visto estos episodios, sabía que también me quedaba mucho por conocer, porque por aquel entonces, yo tampoco sabía quién era la madre de los hijos de Ted.

1 comentario:

Teresa y María dijo...

estoy deseando q empiece la nueva temporadaaaa!!!! de momento solo sabemos como tiene "el tobillo" la madre jajajajaja
un beso!!